martes, 27 de junio de 2017

Las Huellas de los Dioses..


El sistema ha promovido desde hace mucho tiempo la idea de que las razas semíticas y de piel morena fueron los verdaderos fundadores de la cultura. Esto es increíblemente falso.

Resultado de imagen de Johann Friedrich Blumenbach

Johann Friedrich Blumenbach fue el primero que usó el término "caucásico" en 1795 para describir a la población Blanca de Europa, él apenas habría podido imaginar la épica historia que estaba a punto de desplegarse. Siendo un médico e historiador de la Naturaleza alemán, las enseñanzas de Blumenbach en anatomía comparada fueron aplicadas a la clasificación de las razas humanas. Él adoptó el término "caucásico" a partir de los habitantes nativos de las montañas del Cáucaso en el Sudeste de Europa, una raza que él creía que era la más hermosa y vigorosa en la Tierra. Sus argumentos ya no están de moda, pero había mucho más en la historia de los antiguos caucásicos que lo que Blumenbach o algún otro de su época podrían haber imaginado.

Resultado de imagen de Johann Friedrich Blumenbach

Durante siglos ha habido informes de antiguos pueblos caucasoides que florecían en remotos rincones del mundo, pueblos que más tarde desaparecieron misteriosamente de la Historia. Esos relatos hablan de gigantes Blancos y pelirrojos, y bárbaros de cabello amarillo en países ahora casi exclusivamente poblados por pueblos no caucásicos. Con el tiempo, los arqueólogos modernos encontraron rastros de sus milenarios cadáveres conservados en arenas de desiertos o fríos glaciares, descubriéndose finalmente incluso muestras viables de su ADN.

Resultado de imagen de Johann Friedrich Blumenbach

Además de tales restos físicos, una multitud de pruebas históricas y mitológicas, tanto en forma escrita como en la tradición oral, hablaban de civilizaciones perdidas compuestas por dioses de piel blanca y benefactores de ojos claros que ayudaron a establecer nuevas culturas. Según numerosos relatos de los indios norteamericanos, en el alba de su sociedad ellos fueron visitados por un gran dios Blanco que llegó desde una lejana tierra localizada al otro lado del mar, que estableció su nuevo modo de vida, y luego se marchó, prometiendo volver algún día. En efecto, Laird Scranton señaló varias tribus primitivas que tienen mitos y leyendas que se corresponden entre sí, pero que están geográficamente separadas por distancias enormes.

Resultado de imagen de Johann Friedrich Blumenbach

Esos dioses no eran conquistadores brutales sino ennoblecedores de la especie humana.


La gente a menudo se asombra de la avanzada cohetería y de la ciencia y los logros tecnológicos de la Alemania Nacionalsocialista. Las ideas de Hancock de que somos una especie con amnesia y de que las leyendas son mucho más que lo que ellas parecen ser, son repetidas en las palabras de Nuestro Führer Adolf Hitler en Enero de 1942:


"La leyenda no puede ser extraída desde el vacío, no podía ser un invento puramente gratuito. Nada nos impide suponer, y yo creo incluso que sería de nuestro interés hacer aquello, que la mitología es un reflejo de cosas que han existido y de las cuales la Humanidad ha retenido un vago recuerdo. En todas las tradiciones humanas, sean orales o escritas, uno encuentra la mención de un enorme desastre cósmico... En la leyenda nórdica leemos acerca de una lucha entre gigantes y dioses. En mi opinión el asunto es explicable sólo por la hipótesis de un desastre que destruyó completamente a una Humanidad que ya poseía un alto grado de civilización".


En realidad, esto en sí mismo no vino directamente de Hitler. Ésa era una idea mezclada compuesta por la idea de Carl Jung de la memoria racial, y de Ignatius Donnely y Helena P. Blavatsky, que se dispusieron a una síntesis más completa tanto de la cuestión atlante como de la aria, y que más tarde fue expuesta por Guido von List y por Jörg Lanz von Liebenfels, los precursores ideológicos del Nacionalsocialismo, y antes que la Sociedad Thule.

La Sociedad de la Herencia Ancestral..



Sorprendentemente, los autores Graham Hancock, John Anthony West, Robert M. Schoch, Laird Scranton y otros, han estado afirmando que hay pruebas de un capítulo olvidado en la Historia humana, y que nuestros antiguos mitos no son sólo historias imaginarias sino más bien recuerdos fragmentarios de aquel pasado perdido hace mucho. El Nacionalsocialismo, por otra parte, anticipó tales revelaciones con décadas de antelación.



Resultado de imagen de la Ahnenerbe


Resultado de imagen de la Ahnenerbe
La principal crítica contra los científicos del Tercer Reich se basa en el sentimiento de que si ellos no son científicos judíos entonces sus opiniones no valen nada. 

Resultado de imagen de la Ahnenerbe

El filósofo, escritor y líder NS Alfred Rosenberg posteriormente explica:


"Ideas romanas tardías, egipcias o judías han penetrado en el alma del hombre germánico, y en parte la han destruído".

Debemos recordar que el período romano tardío se distinguió especialmente por ser culturalmente degenerado, y que la cultura egipcia tardía fue dominada por un miserable misticismo y por un predominio de gente no-Blanca. 



Aquellos que piensan que Hitler no era nada más que loco vociferante, deben investigar más los escritos y declaraciones de él.



En Enero de 1942 Hitler comentó:

"La leyenda no puede ser extraída desde el vacío, no podía ser un invento puramente gratuito. Nada nos impide suponer, y yo creo incluso que sería de nuestro interés hacer aquello, que la mitología es un reflejo de cosas que han existido y de las cuales la Humanidad ha retenido un vago recuerdo. En todas las tradiciones humanas, sean orales o escritas, uno encuentra la mención de un enorme desastre cósmico... En la leyenda nórdica leemos acerca de una lucha entre gigantes y dioses. En mi opinión, el asunto es explicable sólo por la hipótesis de un desastre que destruyó completamente a una Humanidad que ya poseía un alto grado de civilización".

Resultado de imagen de la Ahnenerbe

lunes, 26 de junio de 2017

La "anomia"..


En las sociedades multirraciales y multiculturales de los Imperios helenístico y romano, los historiadores y los sociólogos lo llamaban "anomia". Ésta es definida como la ruptura de los lazos sociales entre un individuo y la comunidad. La gente ya no sentía ninguna clase de unión ni lealtad entre unos y otros, y un sentido de soledad y de pesimismo eran síntomas comunes.

En una sociedad donde ya nadie encuentra belleza alrededor suyo, donde las instituciones no reflejan nada y donde todos se ven obligados a vivir en una situación completamente extraña en relación a la Naturaleza.

Cuando la gente está sola y deprimida, el único modo de hacerlos participar en la sociedad es con promesas de una vida mejor y amenazas de un castigo si no hacen aquello. Es también en esa clase de sociedades donde la gente vive sus vidas a través de personajes ficticios en vez de afrontar su triste realidad. Esto me lleva a la siguiente deducción y es el rechazo de la realidad, incluída la Naturaleza.

El abierto reconocimiento de que la deshonestidad forma ya una gran parte de la nueva sociedad, el mensaje principal es que se sienten solos e inferiores a consecuencia del multiculturalismo. 



Aquí tenemos pruebas muy claras de que una sociedad de raza mezclada pierde su seguridad en sí misma y su interés por un mejor futuro y su cohesión.


La indecente y vergonzosa Merkel


Mucho se ha escrito sobre la indecente y vergonzosa Merkel, casi todo repugnantemente zalamero, a excepción de artículos redactados por furiosos escritores de Internet. Pero ningún periodista de los que escriben en la corriente principal del pensamiento público intentó preguntar por qué esa mujer había comprometido eternamente a una raza entera de seres humanos nobles e infinitamente superiores, al servicio forzoso de un ilegal régimen de apartheid manejado por despreciables insectos llenos de odio.



Mientras Angela Merkel, en un obsceno espectáculo de sumisión gratuita y aduladora, se inclinó ante el Estado bandido de Israel, una "nación" nacida en un mar de sangre y construída sobre los cadáveres de palestinos asesinados y profanados naranjales centenarios, la gente de Alemania, en privado, hervía con una rabia apenas reprimida.


La razón primaria de tales actos de traición es conseguir la privilegiada inclusión en las filas de la judería misma mediante la masonería y, por lo tanto, conseguir un asiento supervisor en primera fila en el circo del Armagedón. Como ya se dijo, no hay absolutamente ninguna diferencia entre satanismo, sionismo, judaísmo y masonería, aunque muchos académicos generosamente pagados y expertos de Internet no estén de acuerdo por motivos mejor conocidos por ellos y sus titiriteros. En su infame obra "Moral y Dogma", el Gran Mago de la masonería sionista Albert Pike declaró inequívocamente que todos los masones, desde el primer grado hacia arriba, eran "como judíos" al participar en la reconstrucción del templo de Salomón, un edificio que nunca existió pero que sirve como una metáfora para el Nuevo Orden Mundial a ser administrado desde Jerusalén.

Alemania disfruta de una reputación como una nación democrática que aparentemente respeta y respalda los derechos humanos. Pero déjeme asegurarle que, después de 16 años de intenso estudio de los mecanismos internos de la mentalidad operativa de Alemania, nada puede estar más lejos de la verdad. 


Los funcionarios alemanes y sus secuaces sionistas asesinan a los disidentes con cínica impunidad y luego imponen rigurosos apagones informativos que cierran toda la discusión del asunto. El actual Estado alemán, es uno de los Estados vasallos más malvados de la anti-humana abominación sionista que trabaja para esclavizar a todos los no-judíos en un dictatorial Nuevo Orden Mundial.

Martina Pflock..Crimen ordenado



Fuente: deutschelobbyinfo.com

Resultado de imagen de Martina Pflock


Hay una fuerza horrible e invisible que es percibida por muchos en la ilegal Alemania, y su intención es la destrucción del estilo de vida y los valores alemanes una vez asociados con una de las mejores culturas que han bendecido al mundo.



Resultado de imagen de Martina Pflock

Sólo dos años después del brutal asesinato de Martina Pflock, Lysander Prull, habiendo recibido innumerables amenazas de muerte por denunciar a los escuadrones de la muerte judeo-masónicos que mantienen un régimen de temor y conformidad de parte de la Matriz judía de Poder, y por identificar claras evidencias de un asesinato judeo-masónico, finalmente abandonó su campaña para diseminar la verdad y huyó por su vida a Sudamérica.


Martina Pflock era una mujer de mediana edad que tenía altas esperanzas para su inquisitiva y vivaz hija de ocho años. Ella tenía una notable visión del futuro y, habiendo tropezado con información legalmente accesible para la gente común, pero deliberadamente obscurecida por la casta dirigente.

Ella rápidamente comprendió que los alemanes estaban viviendo en un Estado que simplemente no existía; que ninguno de los funcionarios contra los que ella luchaba tenía ningún derecho de gobernar. y que todas las leyes nacionales eran constitucionalmente inválidas. Si pueblo alemán, se enteraran de la verdad, serían libres.

Mientras más aprendía ella, más descubría que los alemanes nativos habían sido víctimas de un cruel fraude: un experimento de 86 años de desarrollos políticos en base a un guión previo, de una historiografía manipuladora.
Resultado de imagen de Martina Pflock

Todos los que conocieron a Martina Pflock la amaron. Cada uno, es decir, excepto los tres hombres a los que ella amenazó con exponer como criminales en el centro de una enorme red de fraude y engaño: el fiscal del Estado Andreas Trautvetter, Christean Wagner y el alcalde socialista Klaus Henniges.


Las élites políticas en Berlín comenzaron a entrar en pánico. Sub-repticias llamadas telefónicas fueron hechas por canales satelitales encriptados a altas horas de la noche. Algo tenía que ocurrir.


El 2 de Noviembre de 2004, un desapasionado informe de Radio Hessenmencionó al pasar que una mujer y su hija habían muerto instantáneamente en un choque frontal con un árbol en un remoto camino rural. Su nombre era Martina Pflock. La ciudad de Friedrichroda quedó conmocionada y la gente se consolaba mutuamente en las calles mientras se angustiaba y lloraba.


El periódico local publicó un breve reporte. Y luego siguió un apagón noticioso.


Nadie sabía quién había estado primero en la escena del accidente porque los funcionarios dijeron que ellos no sabían. Nadie sabía exactamente cómo habían muerto Martina y su hija porque ninguna investigación fue realizada. Nadie sabía dónde estaban los cuerpos porque nadie fue informado; y nadie tuvo la posibilidad de presentar sus últimos respetos porque los cadáveres fueron apresuradamente cremados en Gotha, una ciudad casi a 50 kms. de distancia de Friedrichroda.


Aunque Gerhardt Jaschick, un activista de derechos humanos, intentó asegurar una investigación internacional que evitaría el sistema de justicia penal alemán, sus esfuerzos fueron ridiculizados por el Tribunal de Naciones Unidas, un organismo totalmente comprometido con la erradicación de la raza alemana.


La mayor parte de los residentes llevó silenciosamente su pena. Luego un manto de temor descendió sobre la ciudad y surgieron sospechas de que el pueblo estaba siendo sumergido bajo una capa de electro-smog, que hoy sabemos que causa fatiga y apatía. Sin lóderes, el movimiento de protesta se disolvió y Martina Pflock no fue mencionada más.



domingo, 25 de junio de 2017

Servilismo vasallo hacia Israel


En efecto, la libertad de prensa disfrutada bajo los auspicios del régimen de Hitler superaba con mucho cualquier cosa tolerable en la marxista y "políticamente correcta" Alemania de hoy donde la crítica más leve a la parasitaria judería es castigada con hasta cinco años de prisión.

El gobierno alemán no es sólo el árbitro final de lo que puede ser publicado o televisado, sino que es la fuente primaria de lo que es permitido. En cada respecto, los periodistas alemanes, que son cobardes innatos y prostitutos analmente aceitados para cada momentáneo político alemán y sus pagadores judíos, no son nada más que artistas de la succión llenos de semen que regurgitan historias atractivas para aquellos que llenan con secreciones sus orificios, que pasan por sus labios como noticias muy importantes.

Grupos especialmente reclutados por el Mossad o por frentes sionistas tienen una larga historia de atacar a minorías y dejar a la prensa levantando el grito de"¡nazis!". 

Esos ataques por lo general ocurren en momentos en que los intereses judíos demandan una vigilancia aumentada de disidentes patriotas o siempre que las encuestas revelan una antipatía creciente hacia el Estado de Israel o descontento con la Unión Europea.

El servilismo de los medios de comunicación ante la matriz de control judía después de la publicación en Internet de un artículo que exponía un presunto ataque "neo-nazi" contra un bloque de departamentos en Backnang, en Baden-Württemberg, como un ataque bajo falsa bandera.

La llamada de cortesía, que es todavía un hecho de la vida, está guiada por una cierta lógica egoísta. Los periodistas que son miembros con tarjeta de uno de los cuatro partidos políticos del establishment son más fácilmente promovidos. 


Incluso hoy, a los estudiantes universitarios que estudian casi cualquier disciplina se les aconseja que se unan a uno de esos espeluznantes grupos mafiosos gobernantes si ellos desean que les vaya bien en sus respectivas carreras u obtener financiamiento para algún proyecto de investigación.


Los periodistas deben trabajar de acuerdo a pautas estrictas que circunscriben lo que puede y no puede ser dicho sobre los hijos de Satán y el Estado de Israel. Ellos pueden hablar de delitos que implican pornografía dura, círculos de prostitución, rapto de niños, tráfico de armas de fuego ilegales y operaciones fronterizas de tráfico de drogas; pero señalar con el dedo a Moshe el Judío está estrictamente prohibido.

domingo, 18 de junio de 2017

Stan Gooch..Otro desquiciado



Imagen relacionada

Stan Gooch, un trastornado cuentista de origen judío, es uno desquiciado cuya paranoia lo ha llevado a creer que los judíos pueden tener su herencia en los Neandertales. Gooch se ha explayado sobre su tema y está orgulloso de proclamar a los Neandertales como los antiguos precursores del judío de hoy. 


Resultado de imagen de Stan Gooch


El editor de Gooch resume las conclusiones del deficiente:

Al contrario de las teorías actuales, Stan Gooch sostiene que los Neandertales no fueron destruídos por la cultura Cromañón más joven sino que fueron incorporados en aquella cultura por medio de cruzamientos. La mezcla de las influencias dispares de los Neandertales lunares y matriarcales, y de los Cromañones solares y patriarcales, puede explicar los impulsos e influencias contradictorios que han generado el conflicto humano durante milenios. De hecho, el autor sugiere que el sistema de castas en la India puede haber sido construído para utilizar las fuerzas tanto de las culturas lunares como de las solares y minimizar el conflicto entre las dos.

Resultado de imagen de Stan Gooch


Hay pruebas de que descendientes directos de la raza Neandertal adoradora de la Luna y cultivadora de sueños todavía viven en Asia Central hoy. Si bien sus descendientes físicos pueden estar casi extinguidos, la influencia de la sabiduría oculta Neandertal permanece fuerte y puede ser encontrada a través de toda la Historia entre brujas, kabalistas, Caballeros Templarios, Rosacruces, e incluso en el cristianismo y el judaísmo.


Gooch explora la influencia del hombre Neandertal en el desarrollo cultural y biológico de la Humanidad. Remonta el poder de creencias y supersticiones largamente mantenidas hasta la influencia de tradiciones lunares y basadas en los sueños de los Neandertales. Ofrece una visión persuasiva de una Humanidad unificada que puede beneficiarse de los regalos tanto de sus ancestros Neandertal como Cromañones. Proporciona pruebas de que los descendientes directos de la raza Neandertal todavía bien podrían estar vivos en Asia Central.