viernes, 22 de junio de 2018

William Brooke Joyce..el hombre que sabía demasiado.



William Brooke Joyce, es después de todo, una de las figuras más vilipendiadas de su época, locutor de propaganda de Berlín y el último hombre en ser ejecutado en Inglaterra por traición.


Fue a Berlín en agosto de 1939 a instancias de un viejo amigo y jefe de espías, y terminó convirtiéndose en la voz inglesa de la radio NS. Luego, en 1945, fue llevado de regreso a Londres, juzgado como traidor y ahorcado el 3 de enero de 1946.

Esto fue hecho para complacer al Kremlin y para proteger a los comunistas en el gobierno británico y los servicios de inteligencia. Él era un hombre que sabía demasiado. Pero Joyce no engañó a nadie. Cuando fue a Alemania, parecía sincero en su apoyo al nacionalsocialismo.


Joyce fue un viejo amigo personal y profesional de Maxwell Knight, en la década de 1920, Knight fue Director de Inteligencia para los fascistas británicos, no debe confundirse con la Unión Británica de Fascistas de Mosley, que surgió más tarde.

Knight fue reclutado para la inteligencia del gobierno, donde encabezó su propia sección dirigida a la subversión comunista en la política y los sindicatos.


Knight reclutó a William Joyce, a quien conocía, no solo como experto en grupos comunistas. A Knight se le ocurrió la idea de que Joyce se mudara a Berlín, como una especie de doble agente, excepto que su objetivo, no sería la propia inteligencia alemana, sino los soviéticos.

Él y su esposa Margaret partieron hacia Berlín el 26 de agosto y finalmente encontraron trabajo como presentadores en el ministerio de propaganda de Goebbels.


William Joyce puede ser honrado algún día como héroe y mártir.
Él ha sido implacablemente demonizado por más de siete décadas. Hay muchas ironías aquí, comenzando con el hecho de que su único delito real era mentir en una solicitud de pasaporte británico.


La persecución de Joyce y la difamación póstuma siempre han sido muy peculiares. Cuando fue llevado de vuelta a Inglaterra como prisionero en junio de 1945, el Parlamento apresuró una nueva Ley de Traición especial, con el propósito específico de condenarlo y colgarlo. Este todavía era el gobierno de coalición de guerra de Churchill, un guiso muy amigable con los soviéticos de los Laboristas y Tories, algunos de ellos comunistas reales.


La condena y ejecución de Joyce como un "traidor" británico, cuando se demostró claramente que era estadounidense de nacimiento y alemán por naturalización, era extremadamente extremo. Como es el único veneno derramado sobre él por periodistas y "escritores" de historia en los últimos setenta y tres años.

jueves, 21 de junio de 2018

Feliz 804 Aniversario! Por Arturo Pérez Reverte..



Resultado de imagen de arturo perez reverte

Gracias a un montón de ineptos, embusteros, interesados, desgraciados, chusma, incultos, maricomplejines,... traidores y cobardes (insisto) que han dirigido, dirigen y dirigirán las mentes... de los que se dejen, de esta gran nación que es España.
Cuando paso cerca de Despeñaperros, sitio donde se despeñaron miles de perros invasores e impositores de sus ideas políticas, religiosas, filosóficas, siempre salgo despotricando que no haya nada allí para conmemorar algo tan importante, tan épico, tan cristiano.
He estado en Normandía, y estuvimos cuatro días viendo museos, cementerios, edificios históricos de la batalla de Normandía; en Estados Unidos de cualquier escaramuza sin importancia hacen un centro histórico con museo incluido, y aquí tenemos el 800 aniversario de lo que considero la batalla más importante de la historia de Europa y no hacemos nada...

Resultado de imagen de arturo perez reverte

Los americanos tienen
 El Álamo, Gettysburg,
Los franceses Alesia.
Los judíos, Masada.
Los griegos, el Paso de las Termopilas.
Los alemanes, los bosques de Teutoburgo.
Los ingleses, Trafalgar.
Los portugueses, Aljubarrota.
Los rusos, Stalingrado.
Hasta los zulúes tienen algo... Insaldwana.

Y los españoles, debido a los traidores por un lado y los cobardes por otro, no tenemos...

Las Navas de Tolosa, por insidiosa
La Batalla del Ebro, por fascista
Lepanto, por intolerante
Tenochtitlán, por genocida
Bailén, por retrógrado
Amberes, Breda, Northlinghen, por no herir sensibilidades.
¿Sigo?

Resultado de imagen de arturo perez reverte

Ya ni siquiera se estudia en los colegios, creo. Moros y cristianos degollándose, nada menos. Carnicería sangrienta. Ese medioevo fascista, etcétera. Pero es posible que, gracias a aquello... mi hija no lleve hoy velo cuando sale a la calle.
Ocurrió hace ocho siglos, cuando tres reyes españoles dieron, hombro con hombro, una carga de caballería que cambió la historia de Europa. Hoy 16 de julio se cumple el 804 aniversario de aquel lunes del año 1212 en que el ejército almohade del Miramamolín Al Nasir, un ultra radical islámico que había jurado plantar la media luna en Roma, fue destrozado por los cristianos cerca de Despeñaperros. Tras proclamar la yihad -seguro que el término les suena- contra los infieles, Al Nasir había cruzado con su ejército el estrecho de Gibraltar, resuelto a reconquistar para el Islam la España cristiana e invadir una Europa -también esto les suena, imagino, debilitada e indecisa. Los paró un rey castellano, Alfonso VIII.
Resultado de imagen de Alfonso VIII 

Alfonso VIII

Consciente de que en España al enemigo pocas veces lo tienes enfrente, hizo que el Papa de Roma proclamase aquello como Cruzada contra los sarracenos, para evitar que, mientras guerreaba contra el moro, los reyes de Navarra y de León, adversarios suyos, le jugaran la del chino, atacándolo por la espalda.
Resumiendo mucho la cosa, diremos que Alfonso de Castilla consiguió reunir en el campo de batalla a unos 27.000 hombres, entre los que se contaban algunos voluntarios extranjeros, sobre todo franceses, y los duros monjes soldados de las órdenes militares españolas. Núcleo principal eran las milicias concejiles castellanas -tropas populares, para entendernos- y 8.500 catalanes y aragoneses traídos por el rey Pedro II de Aragón; que, como gentil caballero que era, acudió a socorrer a su vecino y colega. A última hora, a regañadientes y por no quedar mal, Sancho VII de Navarra se presentó con una reducida peña de doscientos jinetes -Alfonso IX de León se quedó en casa-.

Por su parte, Al Nasir alineó casi 60.000 guerreros entre soldados norteafricanos, tropas andalusíes y un nutrido contingente de voluntarios fanáticos de poco valor militar y escasa disciplina: chusma a la que el rey moro, resuelto a facilitar su viaje al anhelado paraíso de las huríes, colocó en primera fila para que se comieran el primer marrón, haciendo allí de carne de lanza. La escabechina, muy propia de aquel tiempo feroz, hizo época.

Resultado de imagen de Alfonso VIII


En el cerro de los Olivares, cerca de Santa Elena, los cristianos dieron el asalto ladera arriba bajo una lluvia de flechas de los temibles arcos almohades, intentando alcanzar el palenque fortificado donde Al Nasir, que sentado sobre un escudo leía el Corán, o hacía el paripé de leerlo -imagino que tendría otras cosas en la cabeza-, había plantado su famosa tienda roja. 

La vanguardia cristiana, mandada por el vasco Diego López de Haro, con jinetes e infantes castellanos, aragoneses y navarros, deshizo la primera línea enemiga y quedó frenada en sangriento combate con la segunda. Milicias como la de Madrid fueron casi aniquiladas tras luchar igual que leones de la Metro Goldwyn Mayer. Atacó entonces la segunda oleada, con los veteranos caballeros de las órdenes militares como núcleo duro, sin lograr romper tampoco la resistencia moruna. 

Resultado de imagen de la reconquista española

La situación empezaba a ser crítica para los nuestros -porque sintiéndolo mucho, señor presidente, allí los cristianos eran los nuestros-; que, imposibilitados de maniobrar, ya no peleaban por la victoria, sino por la vida.
Junto a López de Haro, a quien sólo quedaban cuarenta jinetes de sus quinientos, los caballeros templarios, calatravos y santiaguistas, revueltos con amigos y enemigos, se batían como gato panza arriba. 

Fue entonces cuando Alfonso VIII, visto el panorama, desenvainó la espada, hizo ondear su pendón, se puso al frente de la línea de reserva, tragó saliva y volviéndose al arzobispo Jiménez de Rada gritó: «Aquí, señor obispo, morimos todos». Luego, picando espuelas, cabalgó hacia el enemigo. Los reyes de Aragón y de Navarra, viendo a su colega, hicieron lo mismo. Con vergüenza torera y un par de huevos, ondearon sus pendones y fueron a la carga espada en mano.
Resultado de imagen de navas de tolosa tres reyes

El resto es Historia: tres reyes españoles cabalgando juntos por las lomas de Las Navas, con la exhausta infantería gritando de entusiasmo mientras abría sus filas para dejarles paso. Y el combate final en torno al palenque, con la huida de Al Nasir, el degüello y la victoria.
¿Imaginan la película?... ¿Imaginan ese material en manos de ingleses, o norteamericanos?.. Supongo que sí. Pero tengan la certeza de que, en este país imbécil, acomplejado de sí mismo, gobernado por políticos aún más imbéciles carentes de toda identidad... no la rodará ninguna televisión, ni la subvencionará jamás ningún ministerio de Educación, ni de Cultura, porque aquí prima ese cine de paredes rojas, ya me entienden, sino gente real que por amar a su tierra luchaban a morir.

Resultado de imagen de navas de tolosa tres reyes

¡Ojo! ¡Importante! Tardamos 8 SIGLOS, o sea, ¡¡800 AÑOS!! en echarles de la península, nuestra tierra! Fue por nuestra desunión, porque España la formaban distintos reinos y no uno solo. Combatíamos entre nosotros -como ahora con las 17 autonomías innecesarias- y no tuvimos un solo Rey, una sola nación, un único mando militar para expulsarles, de eso se aprovecharon durante ¡8 siglos! y ellos, los de la media luna sí que lo recuerdan, por eso se aprovechan, de nuestra actual desunión, para una segunda invasión silenciosa... bajo la permisividad de políticos de bajo perfil, acomplejados, miedosos de llamar las cosas por su nombre..., nada que ver con aquellos valerosos guerreros cristianos que combatieron y derramaron su sangre ¡para.... nada! Ellos recuerdan nuestra desunión, la misma que tenemos ahora y que muchos políticos fomentan. Y ellos lo saben... y de paso, se frotan las manos, se ríen y se aprovechan para su segunda invasión... Nosotros hemos olvidado la historia, pero ellos no.... mal asunto.

viernes, 15 de junio de 2018

Un ideal único llamado isogoria.



En la antigua Grecia había un ideal único llamado isogoria : la igualdad o la libertad de expresión, el derecho de cada ciudadano a hablar ante el público. Sin embargo, este derecho incluso conllevó responsabilidad, particularmente con respecto a las consecuencias sociales de las propias palabras.

Todos nos enfrentamos al desafío de las criticas al  hablar de verdades  y que son sentidas como ofensivas por gran parte de nuestros compatriotas, sin mencionar los poderes fácticos. 

Este no es un problema nuevo. Por definición, la diversidad natural de los hombres significa que el conocimiento de la verdad está distribuido de forma muy desigual y aquellos que saben más sobre la verdad son necesariamente una pequeña minoría. 


Esta minoría debe enfrentarse por sí sola los prejuicios y la ignorancia de las masas y la violencia del estado.



Los poetas nórdicos dicen Los Dichos del Supremo Hávamál  contienen varios versículos que aconsejan precaución en el habla. Odin dice:

Es un hombre miserable, de mala disposición, 
el que se burla de todo, 
no sabe lo que debe saber: 
que no está exento de faltas ( Hávamál , 22)

Sabio que el hombre parece retirarse 
cuando un invitado insulta a otro; 
el hombre que se burla de una fiesta no sabe con certeza 
si le dispara en medio de sus enemigos. ( Háv ., 31)

Uno debe tener el discurso correcto, el discurso más veraz posible, de acuerdo con el tiempo, el lugar y la audiencia. Las verdades más importantes, aquellas sobre la vida y la muerte, sobre el propósito y la comunidad, raramente son aprehendidas explícita y racionalmente, ni necesitan serlo, operando en un nivel psicológico mucho más profundo. Toda su actitud, su actitud generosa debe, sin palabras, invitar a sus parientes a vivir en serio y amar a su pueblo. Porque, como dijo Aristóteles, en lo que respecta a la persuasión: 

El carácter del hablante contiene casi la prueba más fuerte de todas.

Todo esto no significa que no se debe decir nada ofensivo para la sociedad. Todas las tradiciones son igualmente claras: hay momentos en que la verdad debe ser adherida abiertamente, significando necesariamente la ruptura de los lazos con la sociedad, la propia familia, la propia vida. Lo que quiero decir es que esto no debe hacerse sin cuidado, sino con autodominio y eficacia. Las ganancias en términos de conocimiento de la verdad deben superar los costos en términos de entropía social, división y odio. Tus palabras son acciones.

Un nacionalista blanco ofrece una crítica constructiva



Si intentas construir un movimiento identitario, lo más seguro es que los medios te vinculen con defensores blancos y que el populacho lo tache como extremista..

Fuente originaria: counter-currents.com

Por James Dunphy.



Usted puede creer que no existe una razón lógica por la cual los blancos no deberían tener su propio grupo de defensa racial al igual que los negros tienen la NAACP, pero usted sabe que el público no es lógico. Operan en espíritus animales que se derivan de la programación emocional.



La misma lógica que lleva a uno a creer en dos géneros lleva a uno a creer en la raza.

Aunque Kirk vacila en las diferencias raciales, él cree firmemente en las diferencias de género. A menudo usa una camiseta que dice "Solo hay dos géneros". Sin embargo, así como los izquierdistas dicen que el género es una construcción social, Kirk dice que la raza es "inventada", lo que implica que él piensa que es una construcción social. Todo hasta cierto punto es una construcción social, por lo que señalar ese aspecto no significa nada. La pregunta es si algo es real y útil.

El género se basa en un sistema binario, sí, pero es más complicado que la simple definición social en blanco y negro. Hay alfas y betas después de todo. Sin embargo, igualamos a las personas dentro de los sexos para promover la cooperación. No incorporamos hermafroditas intermedias por conveniencia. De esta manera tenemos una definición útil que no está muy lejos de la realidad.

Del mismo modo, existen grupos raciales en grupos genéticos, pero es más complicado que eso. Hay diferencias dentro de las razas, pero las ignoramos por el bien de la cooperación. Hay mestizos mexicanos y tayikos de raza mixta, y hay grupos intermedios como los iraníes, pero los pasamos por alto por conveniencia. De esta manera tenemos una definición útil que no está muy lejos de la realidad.


El género implica la supervivencia de la forma humana básica, y la raza implica la supervivencia de la forma racial. El primero implica principalmente la selección individual y el último, la selección grupal. Ambos son mecanismos evolutivos legítimos.

Lealtad a la propia naturaleza..



Existen dos caminos y actitudes éticas: lo tradicional y lo "moderno". La piedra angular es ser uno mismo y permanecer leal a uno mismo. Uno debe saber lo que uno "es", en lugar de intentar la autorrealización en una forma que es diferente de lo que uno es.


Todo ser posee, desde su nacimiento, su propia "naturaleza", es decir, su propia cualidad, su propia personalidad, aunque más o menos diferenciada, aunque la arrogancia vacía del ignorante descarta el principio fundamental de la naturaleza humana.


La mayor parte de las crisis, desórdenes y tensiones no resueltas que caracterizan a la sociedad moderna dependen de la sustitución subrepticia de una visión del mundo por otra. Esta nueva actitud se ha celebrado como un triunfo, cuando en realidad representa una desviación y una degeneración.

Como es bien sabido, esta forma de desviación ha llegado a su forma extrema a las naciones, la democracia y el liberalismo han formado un frente común. Las cosas han llegado al punto en que muchos ven las diferencias innatas y naturales como hechos donde la absurdidad de la idea de que todo debe estar abierto a todos, que todos tienen los mismos derechos que deben imponerse en la misma medida a todos, con completa indiferencia hacia diferentes naturalezas y diferentes dignidades internas.

La ética individualista indudablemente sostiene que cuando las razas se mezclan, las costumbres se confunden, se vuelve cada vez más difícil ver claramente en el propio ser, y aumenta la inestabilidad interna, que es un signo de falta de verdaderas raíces.

sábado, 9 de junio de 2018

Cuando el individuo no es soberano..

La idea de que el individuo es soberano es un concepto erróneo. 


Las libertades son un fuerte compromiso con la política de identidad dentro y preservar su apego solo viviendo dentro de las naciones con un fuerte sentido de ascendencia colectiva en oposición a la inmigración masiva.




El desapego del yo del conjunto del mundo circundante, incluido el propio cuerpo, se manifestó en diferentes grados por diferentes lados de la personalidad humana en múltiples formas culturales. Sin embargo, hay un punto de partida biológico, una condición previa biológica necesaria, que consiste en el hecho de que un hombre no ha nacido hombre sino que debe convertirse en hombre. 

A lo largo de la historia, en todas las culturas, los hombres se convirtieron en hombres solo al probar su masculinidad en competiciones arriesgadas con el entorno y con otros hombres adversarios. Es esta lucha para convertirse en un hombre a los ojos de otros hombres lo que produce la diferenciación consciente del ego masculino del entorno envolvente parecido al útero. 


Pero esta diferenciación no puede verse como el primer signo cultural de una personalidad humana emergente; es solo una precondición necesaria, muy importante, para hacernos comprender que debemos evitar mirar alguna experiencia religiosa, algún movimiento intelectual o artístico, para el primer comienzo del individualismo. En su lugar, debemos buscar lo que hoy se considera el aspecto menos civilizado de la naturaleza humana: la lucha contundente y violenta de los hombres para convertirse en hombres.






Esto es difícil de entender porque el individualismo, por su naturaleza, es una forma de separación y diferenciación del yo del entorno circundante, de lo que es externo, porque el individualismo siempre se contrasta con el colectivismo del Resto.

viernes, 8 de junio de 2018

Las libertades negativas..


Hay mucho que aprender de las desigualdades naturales de la naturaleza, su valoración de la sabiduría alcanzada por las edades pasadas, las virtudes aristotélicas, su respeto por el orden y las tradiciones.


Muchos en la Nueva Derecha, pensamos que la situación actual es una consecuencia inevitable del individualismo.
Es difícil negar que el individualismo se ha caracterizado por una lógica radicalizante que actualmente está destruyendo el tejido cultural.

El liberalismo ha creado las condiciones normativas para una humanidad predispuesta a un gobierno mundial en su "glorificación de la libertad total y la independencia del individuo de cualquier tipo de límites, incluyendo la razón, la identidad social, étnica o incluso el género.

Pero sostener el argumento que el sujeto radical es responsable de la evaporación de cualquier forma de identidad colectiva es intrínsecamente un argumento defectuoso, ya que no comprende que este sujeto radicalizador produjo también una "contrailustración" independientemente de las normas sociales.

La contrailustración recurrió a la tradición medieval "orgánica" y al antiguo ideal griego de que la forma más elevada de individualidad solo podía alcanzarse dentro de la ciudad-estado en una vida pública. Los antiguos griegos carecían de la concepción moderna del individualismo; mientras descubrían la mente como una entidad separada de los apetitos y el lado espiritual asociado con la indignación y el orgullo, experimentaban su individualidad solo como miembros de ciudades-estado y nunca como individuos privados con una conciencia propia en distinción a la aceptada normas del dominio público.

Aquí no hay espacio para entrar en una larga disquisición textual sobre la filosofía política, basta decir que el argumento básico es que la libertad tiene un componente privado, subjetivo o libertario y un componente público, objetivo o colectivo. 

El liberalismo hoy en día tiende a ser definido por los conservadores con mercados libres, igualdad formal ante la ley y disfrute privado de los bienes de la vida. Estas libertades privadas se conocen como "libertades negativas" ya que no requieren nada del público aparte de las leyes que garantizan la seguridad de los contratos y asociaciones privadas.